La plastilina

La plastilina es un material plástico compuesto de sales cálcicas, vaselina y otros compuestos orgánicos de cadenas abiertas de átomos de carbono, principalmente ácido esteárico. Se comercializa en una amplia variedad cromática y tiene diversas patentes y fórmulas.

En ocasiones en algunos paises llaman plasticina a este material, debido a una extensión de la marca comercial del mismo nombre, pero su nombre original es plastilina.

La plastilina es extremadamente flexible y tiene poca resistencia a las altas temperaturas a pesar de ser un plástico termoestable. Es reciclable, y se recicla en los habituales contenedores amarillos utilizados para el reciclaje del plástico.

La plastilina industrial, utilizada en modelismo para crear automóviles, se denomina Clay.

En algunos países como Panamá ó Cuba, se le denomina Masilla.

Algunos usos de la plastilina son los siguientes:

  • Para que jueguen los niños, como recurso de ocio y educativo.
  • Para niños con problemas de motricidad, para desarrollarla a través del juego, y para niños hiperactivos. El modelado favorece la concentración, la visualización y diversos movimientos motrices.
  • Para la realización de maquetas y belenes.
  • Para la creación de componentes y figuras de animación, en la técnica llamada Claymation.
  • Para el arte, a modo de pintura maleable y recurso escultórico o ilustraciones de plastilina.

    ©Irma Gruenholz

Otros artículos relacionados que quizás te interesen:

Promoción: En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

3 comentarios en “La plastilina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *