El vidrio



El Vidrio se obtiene fundiendo sílice y otros ingredientes en menor proporción, y enfriándolos cuidadosamente. Técnicamente el material de vidrio es un líquido sobre-enfriado. Su comportamiento es poco frecuente pues, alcanzando su punto de fusión y al ser enfriado lentamente, no solidifica formando cristales. Por eso es transparente a la radiación solar en más de un 90%. Ésta, como se sabe, está compuesta por radiación visible, infrarroja y ultravioleta; el vidrio es casi transparente a la radiación visible e infrarroja, y casi opaco a la ultravioleta.

Una lámina de vidrio puede reflejar, radiar o absorber las radiaciones solares, en mayor o menor medida, dependiendo del tipo de vidrio. Las cada vez mayores exigencias de la construcción con vidrio han conducido a desarrollar distintas respuestas técnicas que se han concretado en una amplísima gama de soluciones, pasando por variar la composición del vidrio, añadir capas funcionales o elementos entre capas, dar tratamientos superficiales, etc. Y se sigue innovando cada día en respuesta a los nuevos diseños.




Además, el vidrio es un material reciclable.



El vidrio soplado se conoce desde hace unos 4000 años. Los métodos ancestrales de obtención de vidrio no daban un material de buena calidad, su espesor no era uniforme y presentaba muescas. Además las piezas eran de dimensiones reducidas. Hoy día esta técnica artesanal se ha perfeccionado mucho y se utiliza para hacer multitud de piezas decorativas y bisutería.

Actualmente existen muchos otros procesos de obtención de vidrio que podemos resumir en:

  • El laminado.
  • La pirólisis.
  • La pulverización catódica.
  • El templado térmico.
  • El templado químico.
  • El termoendurecido.

En función del proceso de obtención, de sus componentes y sus características especiales, podemos distinguir entre distintos tipos:

  • Vidrio aislante térmico y acústico: Es un acristalamiento formado por dos o más lunas separadas entre sí mediante un perfil separador que deja una cámara de aire deshidratado entre ellos.
  • Vidrio de baja emisividad: Es un vidrio doble con cámara, que evita la reemisión de energía hacia el exterior, reduciendo la pérdida de calor del espacio interior.
  • Vidrio de borosilicato: Es muy resistente a la corrosión y se usa también como vidrio resistente al fuego.
  • Vidrio de control solar.
  • Vidrio decorativo: Se incluye en esta categoría el vidrio impreso, grabado, serigrafiado, esmaltado, doble con malla o tejido interior, y vidriera.

  • Vidrio esmaltado: Existe una amplia gama de tratamientos de esmalte, desde colores opacos a transparentes.

  • Vidrio extraclaro: Es un vidrio con menor contenido de hierro y sin el tono verdoso del vidrio corriente.
  • Vidrio laminar.
  • Vidrio moldeado.
  • Vidrio curvado.
  • Vidrio resistente al fuego: Incluye esta categoría los vidrios templados, los borosilicatados, los laminados y los revestidos con óxidos metálicos.
  • Vidrio de seguridad: Es un vidrio más resistente, y se fabrica en distintos niveles de resistencia, según sea para seguridad física, antirrobo o antibalas.
  • Vidrio tintado: Se obtiene al añadir óxidos metálicos al vidrio base, lo que aumenta el coeficiente de absorción y reduce la transmisión solar.

Relacionados:

Archivado en Materiales and tagged , , , , , . Enlazar link.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Materiales
4.5/ 5
El vidrio - Información Sobre El vidrio